miércoles, 14 de octubre de 2015

El profesor José Luis Vidal hablará sobre los comentaristas antiguos de Virgilio en nuestras XXVII Jornadas

José Luis Vidal (Castelló de la Plana, 1949), catedrático de Filología Latina de la Universidad de Barcelona desde 1983, es —procul dubio— uno de los grandes especialistas en Literatura Latina en España y destaca sobre todo por la delicadeza, sensibilidad, armonía y profundidad con la que aborda sus campos de estudio, acaso resultado de su amplia formación y especialización en distintas disciplinas, entre ellas el análisis y la crítica musical, tal y como demuestran sus numerosas publicaciones en la revista especializada Scherzo y en el periódico El Mundo.

Su investigación se ha centrado especialmente en la poesía de la época augustea –Ovidio, Horacio, los elegíacos y sobre todo Virgilio- pero también en la literatura de la época arcaica –Ennio y la poesía épica fragmentaria, Catón- y en la de época tardía –poesía cristiana de imitación virgiliana-. También ha trabajado sobre la tradición clásica en las literaturas castellana y catalana, en la música y la ópera europeas. Actualmente dirige un proyecto de investigación sobre los autores latinos menores. El viernes 6 de noviembre nos presentará en el marco de nuestras Jornadas la ponencia: Comentaristas antiguos de Virgilio”, cuyo resumen mostramos a continuación. Sin duda una oportunidad única de ver a Virgilio de otra forma:


Una de las formas en que se manifiesta lo amplio y rico de la tradición de Virgilio es en la abundancia de comentarios a su obra. Aunque consta que Virgilio tuvo el raro privilegio de que fuera comentada en la escuela ya en su vida, es la tardía antigüedad (concretamente siglo IV y comienzos del V) la época en la que florecieron los más importantes comentarios virgilianos llegados hasta nosotros. En la conferencia se verán textos de Elio Donato, Servio, Tiberio Claudio Donato y Macrobio, y se procurará desarrollar, entre las tendencias que son comunes a los comentaristas, la de la interpretación alegórica de la obra de Virgilio y la consideración de este como omnisciente.”