martes, 12 de febrero de 2013

Vicente Cristóbal, Catedrático de Literatura Latina, hará la ponencia inaugural de nuestras XXV Jornadas



El próximo jueves 7 de marzo Vicente Cristóbal, Catedrático de Literatura Latina de la Universidad Complutense de Madrid, hará la ponencia inaugural de nuestras Jornadas.

Su abrumador curriculum lo erige como una de las grandes figuras actuales de la Filología Clásica en España. Pero si algo cabe destacar de su trayectoria profesional es la armoniosa simbiosis entre sensibilidad y erudición que destilan todos sus trabajos, desde sus excelentes traducciones de los más grandes poetas de la época augustea (Virgilio, Horacio y Ovidio), hasta sus innumerables estudios de mitología, poesía latina y pervivencia en general de la literatura romana en las letras españolas.

Para aquellos que quieran conocerlo un poco más antes de escucharlo el día 7, a continuación podéis ver una entrevista en la que se le pregunta sobre la Edad de Oro de la Literatura Romana.


Además, y como haremos con el resto de ponentes, os adelantamos el resumen de la ponencia que pronunciará en nuestras XXV Jornadas, que, os recordamos, llevan por título “Luces y sombras: La Educación en la Antigüedad y la Formación Clásica en nuestros días” y se celebrarán del 7 al 9 de marzo de 2013 en la Facultat de Filologia (Universitat de València).

La del próximo jueves 7 de marzo será, sin duda, una ocasión excepcional de disfrutar con Vicente Cristóbal y la literatura romana. ¡No podéis faltar!

Imágenes del maestro y de la escuela en la poesía romana

La educación del individuo ha tenido en la cultura romana un desarrollo histórico, del que la literatura ofrece numerosos reflejos. La educación a cargo del paterfamilias, la institución de la escuela con sus ventajas e inconvenientes, la figura del pedagogo mítico encarnada por Quirón, la del gramático, la del retórico, la del maestro de filosofía, pueden bien ilustrarse con testimonios en la poesía de Roma desde Plauto a Prudencio, pasando por Lucrecio, Virgilio, Horacio, Ovidio, Persio, Marcial, Estacio y Ausonio. Estos serán los hitos textuales que motivarán el comentario y tejerán una cadena literaria de imágenes de la escuela y del maestro a través de los siglos, ecos de una realidad histórica y fruto de distintos temperamentos poéticos.